El 20 de mayo entra en vigor el nuevo decreto sobre la inspección técnica de vehículos, traspuesto a nuestro ordenamiento jurídico mediante la Directiva 2014/45/EU, del Parlamento Europeo y del Consejo de la UE. Éste será complementado con la versión 7.2.2 del Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones ITV, que entrará en vigor el próximo 1 de febrero.

OPEN ha informado a sus asociados de los procedimientos de trabajo que se llevarán a cabo en las estaciones ITV durante este 2018, enfocándolo al neumático. Estos procedimientos están publicados en el primer anexo del RD de ITV, pero no de manera exhaustiva, sino que es complementado con el manual de procedimiento de inspección.

Según el manual de procedimiento: ¿qué se inspecciona del neumático?

El manual se divide entre los vehículos de categorías M, N y O (vehículos que transportan personas, mercancías y remolques), de dos, tres ruedas o quads, agrícolas, de obras y servicios y de trenes turísticos.

Todos se llevarán a cabo mediante una inspección visual. En el caso de los vehículos de categoría M, N y O se inspeccionará:

– Las dimensiones y características de los neumáticos: marca de homologación; dimensiones coincidentes o equivalentes a las que aparecen en la tarjeta ITV o en la homologación de tipo; índice de capacidad de carga y categoría de velocidad adecuados a las características del vehículo.

– Que en el mismo eje, todos los neumáticos serán del mismo tipo.

– Que la profundidad de las ranuras principales de la banda de rodadura cumplan las prescripciones reglamentarias.

– Si los neumáticos han sido reesculturados, que vayan marcados con la palabra REGROOVABLE o el símbolo Ω.

– La inexistencia de desgaste irregular en la banda de rodadura.

– La inexistencia de ampollas, deformaciones anormales, roturas u otros signos que evidencien el despegue de alguna capa en los flancos o de la banda de rodadura.

– La inexistencia de cables al descubierto, grietas o síntomas de rotura de la carcasa.

– El montaje correcto de neumáticos unidireccionales.

– Que los neumáticos marcados con siglas FRT están montados exclusivamente en ejes portadores (no direccionales delanteros ni motrices).

– La no interferencia del neumático con otras partes del vehículo.

– Si existe, el funcionamiento del sistema de control de la presión de aire de los neumáticos, mediante su propio sistema de autodiagnóstico.

Para finalizar debemos señalar que los defectos leves se deben subsanar en dos meses y no van a exigir una nueva inspección salvo que ésta sea desfavorable o negativa. Los defectos graves inhabilitarán al vehículo para circular por vías públicas, excepto para trasladarse al taller o regularizar su situación y volver a la ITV en dos meses. Por último, los muy graves inhabilitan al vehículo para circular, debiendo realizar el traslado por medios ajenos y, una vez subsanado los defectos,  debiendo presentar el vehículo en dos meses. En caso de presentarlo fuera de plazo se realizara una inspección completa.