La Policía Foral , la Guardia Civil y policías locales de Navarra desarrollarán a partir de mañana y hasta el día 7 de febrero, una nueva campaña especial de tráfico centrada en esta ocasión en las condiciones del alumbrado, los neumáticos y las matrículas de los vehículos.

Esta campaña parte de la Dirección General de Tráfico (DGT) y forma parte del Plan de Acción 2016 de la Estrategia Navarra de Seguridad Vial. Los controles, que serán coordinados, se realizarán tanto en vías urbanas como interurbanas.

Recuerda el Gobierno navarro que el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad del vehículo es imprescindible para reducir la siniestralidad vial. Es por ello necesario comprobar el estado de los neumáticos, de los frenos, de las luces y otros elementos de señalización, etc.

En cuanto a los neumáticos, manifiestan que la profundidad de las ranuras de sus dibujos debe ser como mínimo de 1,6 milímetros, si bien es recomendable que tengan al menos 3 milímetros. También es conveniente revisar el desgaste desigual del neumático, sobre todo en los delanteros, y comprobar la presión regularmente.

Respecto al alumbrado, es necesario prestar una especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros para, por un lado, disponer de luz suficiente y, por otro, no deslumbrar a quien circula por la misma carretera. Las lámparas reducen su intensidad con el uso, por lo que deben cambiarse cada 40.000 kilómetros o cada dos años. Además, se deben sustituir de dos en dos, debido a que su uso es simétrico en la mayoría de los casos.

Por último, llevar la matrícula ilegible es una infracción grave, pero no supone una pérdida de puntos. No obstante, manipular la placa puede conllevar una multa de 6.000 euros y la sustracción de seis puntos.

O.P.E.N., en representación de todos los profesionales especialistas del neumático, apoya esta segunda campaña navarra realizada en los últimos meses para comprobar el estado de estos elementos activos de la seguridad en la carretera, en los que destaca el imprescindible mantenimiento de los neumáticos.