Cantabria se suma a la inspección de los neumático, único y decisivo elemento que contacta con el asfalto y que, por tanto, inexcusablemente han de estar en buen estado para garantizar la seguridad vial.

La nueva campaña de control y vigilancia de la Jefatura Provincial de Tráfico tendrá lugar del 20 al 24 de noviembre y tiene como finalidad mejorar la seguridad vial, especialmente en furgonetas y vehículos de transporte.

Los Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, verificarán que los vehículos circulen con los neumáticos adecuados, la presión correcta y la profundidad de dibujo obligatoria en vías interurbanas, asimismo, se ha invitado a los Ayuntamientos de Cantabria que cuentan con Policía Local para que se sumen a la misma y realicen estos controles también en vías urbanas.

Los motivos principales de la campaña son la antigüedad del parque, cada vez mayor. Recordemos que la media de edad de vehículos con víctimas mortales fue de 12 años en 2016 y el riesgo de fallecer o resultar herido se multiplica por dos en vehículo de más de 10 años comparadas con vehículos de menos de cinco, por lo que el mantenimiento es condición vital en la seguridad en las carreteras. Además, gran parte de los fallecidos en vías interurbanas se producen por salidas de la vía en las que el neumático juega un papel imprescindible. En este caso, además, la meteorología juega un papel muy importante al producirse mayores niveles de nieve, hielo y precipitaciones que influyen en las condiciones del asfalto y la adherencia del vehículo.

Conviene recordar que más de un millón de vehículos en España circulan con defectos en los neumáticos, y sólo en Cantabria, según el Diario Montañés más de 10.000 vehículos han presentados defectos graves o muy graves en sus neumáticos al realizar la ITV en 2017.

Por ello, O.P.E.N. recomienda revisar la presión de los neumáticos, al menos una vez al mes y siempre que se vaya a realizar un trayecto largo, y controlar el dibujo de éstos para que su desgaste sea uniforme, con una profundidad recomendablemente superior a 3mm y acudiendo a un especialista en caso de encontrar anomalías, irregularidades o daños en los mismos.