denunciaAqui

Como bien sabemos, uno de los más graves problemas, sino es el que más, que tiene actualmente el sector de la posventa española son los talleres ilegales.  Problema que ha sido acentuado con la crisis que vive el país: el mecánico parado opera sin declarar, se crean talleres clandestinos para evadir impuestos o el consumidor quiere un precio más rentable aunque conlleve no tener una garantía mínima del servicio.

 

En los diferentes medios de comunicación se han producido diferentes comunicaciones dirigidas a un fin común: informar de la existencia de los talleres ilegales, de las importantes pérdidas (no sólo económicas) que produce al sector, al usuario y a la administración y la concienciación al usuario de los problemas que conlleva su existencia así como el intento de acabar con su existencia.

 

Unido a esta finalidad se han producido diferentes y continuas confusiones o equivocaciones referentes al taller ilegal que conducen a un perjuicio del sector. Por ello, el departamento jurídico de O.P.E.N. ha redactado un breve informe en el que define lo que nuestros miembros entienden por taller ilegal.

 

Tras el análisis que se ha hecho de este asunto, la conclusión inequívoca a la que ha llegado O.P.E.N. en sus últimas juntas directivas, tras un profundo estudio del mercado y del informe jurídico, es que el duro camino para acabar con esta lacra para el sector es una identificación selectiva del taller ilegal, es decir, se ha de identificar concretamente el taller ilegal, haciendo llegar la denuncia individualizada a la administración correspondiente.

 

Próximamente, creaermos el área de socios, en el que expondremos el documento realizado por el departamento jurídico de O.P.E.N. para que tengan constancia de él y entiendan la postura de O.P.E.N. frente a los talleres, recordando que el fin último de todos es dar solución a este problema.